INICIO CONTACTO QUIENES SOMOS COMERCIAL PROGRAMACION LA PRIMERA PIEDRA SERVICIO

BENEFICIOS DEL BLANQUEO DE CAPITALES

Por Raul Moreno

@raulhmoreno

 

Tal vez la mejor forma que tiene el gobierno de promocionar el blanqueo sea remitirnos al arduo trabajo de investigación que desarrollaron durante varios años un grupo de periodistas y que se conoció como los “Panama Papers”.

 

Un empleado desleal tal vez haya podido demoler la sofisticada ingeniería legal y financiera montada en aquel país centroamericano que más de un dolor de cabeza trajo no solamente a varios altos funcionarios sino también a empresarios cuya identidad quedó expuesta en un portal de internet fácilmente accesible desde cualquier computadora en el mundo.

 

Lo que revela que no van quedando en el mundo lugares que sirvan de refugio a los capitales que no quieren tributar en su país y que, más temprano que tarde, las administraciones fiscales de los distintos países tendrán esa información en su poder y sabrán cómo usarla.

Pero también nuestro país tiene un reconocido historial que refleja la importante cantidad de operaciones que se efectúan por fuera de los mecanismos de detección, comúnmente conocidas como operaciones “en negro”.

 

Para unos y otros, el recientemente promulgado Régimen de Sinceramiento Fiscal, conocido popularmente como Ley de Blanqueo, actúa como una llave de oro a la tranquilidad soñada.

 

Dicho todo esto, la ley que se encuentra próxima a reglamentarse, estipula que todas las personas humanas o jurídicas tendrán la posibilidad de declarar hasta el 31/03/2017, como propios todos sus bienes en el país y en el exterior que, por una razón u otra, omitieron de declarar en sus correspondientes declaraciones juradas, obteniendo no solamente el perdón por los tributos que omitieron, sino la posibilidad de quedar liberados de toda acción civil y por delitos de la ley penal tributaria, penal cambiaria, aduanera e infracciones administrativas que pudieran corresponder, con la única condición que esos bienes sean preexistentes a la fecha de promulgación de la ley o de cierre del último balance cerrado antes de fin de año.

 

No todo es color de rosas, porque a su vez los costos de exteriorización oscilan entre el 0% (para quienes blanquéen menos de $305.000 u opten por afectar los fondos exteriorizados a la adquisición de determinados bonos que emita el Estado Nacional); del 5% (hasta $800.000); del 10% (hasta 31/12/16) y del 15% (hasta 31/3/17), con excepción de los inmuebles que tendrán que pagar el 5%.

 

Cuando se trate de moneda nacional o extranjera en efectivo en el país, la misma debe ser depositada en una entidad financiera del país hasta el 31/10/2016, inclusive.

 

La ley contempla beneficios también para aquellos contribuyentes que, si bien declararon, no pudieron pagar, pues lanza una amplia moratoria con vencimiento el 31/03/2017, mediante un régimen excepcional de regularización de obligaciones tributarias, de la seguridad social y aduaneras por deudas vencidas hasta el 31/05/16. Dicha regularización condona un porcentaje de intereses y aquellas multas y sanciones no firmes. Para las deudas de los trabajadores autónomos la condonación de intereses será total.

 

Aquellos contribuyentes puedan cancelar sus deudas de contado, obtendrán una reducción del 15% del total, pero los que deban acogerse a un plan de pago tendrán que efectuar un pago a cuenta de entre el 5% y el 15% de la deuda y saldar el remanente en un número no mayor a 60 ó 90 cuotas, según sea el caso, con tasas de financiación accesibles.

 

Para contrarrestar el trago amargo que genera un premio a los incumplidores, la ley premia igualmente a los contribuyentes cumplidores con la exención en el impuesto sobre los bienes personales por los períodos fiscales 2016, 2017 y 2018, inclusive, siempre que hayan cumplido con sus obligaciones tributarias correspondientes a los períodos fiscales 2014 y 2015.

 

Otro beneficios para estos contribuyentes lo representa el “Tapón Fiscal”, es decir, la posibilidad de presentar una declaración jurada de confirmación de datos en la forma que establezca la AFIP, indicando que la totalidad de bienes y tenencias que poseen son los declarados al último ejercicio fiscal cerrado al 31/12/2015 y quedando liberados del pago de impuestos que hubieran omitido ingresar por dichos bienes.

 

Para finalizar hay beneficios a los que podrán acceder todos y consisten en el aumento del Mínimo no imponible en el impuesto sobre los bienes personales, una actualización muy esperada, como así también, una reducción de la alícuota . Algo menos esperado pero también importante es la derogación del impuesto a la Ganancia Mínima Presunta a partir del año 2019 y del impuesto a las ganancias sobre los dividendos.

 

En mi opinión, un gran trabajo que estaba pendiente desde que el ex-presidente Fernando De La Rúa le encomendó la misión de analizar el sistema tributario al economista Daniel Artana, trabajo que finalmente quedó trunco pero que ahora vuelve a resurgir con la creación de una comisión bicameral tendiente a analizar el sistema tributario para darle mayor equidad. Esperemos que esta vez pueda arribar a buen puerto.

 

Si bien nadie en el gobierno aventura una cifra, sabemos por el INDEC que las inversiones declaradas de argentinos en el exterior totalizan 232.411 millones de dólares, si supusiéramos que apenas se declararon 1 de cada 3 pesos llegaríamos a totalizar alrededor de un PBI anual de bienes en el exterior sin declarar. Hablaríamos de éxito si se blanqueara un 10% de ese monto? Por supuesto que esa ya es otra discusión.